Entradas

Verso fácil - Canciones

Pero aún canto canciones,
que ya no llevan tu nombre,
de las que susurran al viento,
lo que mi mirada no esconde.

De las que anuncian ser libre,
de las jaulas rompen,
de las que gritan sin eco,
de las de uno y mil versos,
de las que no dicen nada,
de las que calman el alma.

Pero aún canto canciones,
que ya no llevan tu nombre,
pues ahora hablan de mí,
más de lo que siempre fui.

Tras la pared.

Falsa seguridad,
escudo,
pared de hierro,
que nada pueda fallar. Llega el fuego,
funde el metal,
descubre,
lo que puede no gustar.

Rotulador permanente.

Tuve miedo,
pero no lo volveré a tener.
No hay mejor poesía
que el simple hecho de crecer.

Creer creyendo

Creo firmemente en el cambio. En la felicidad, en las personas.
Creo en la facilidad de lograr tus metas si crees en ellas, creer creyendo.
Creo en las ilusiones, en el optimismo. En la pasión, en la necesidad de ser uno
mismo aunque a veces resulte difícil. Creo en la importancia de tener nuestro
propio criterio, en escuchar al resto, pero decidir con calma.
Creo en el "dejarse llevar" y en el "pensar". Creo en las contradicciones.
En el orden y el descontrol. Pero sobretodo creo en mí, para seguir creyendo.

Sin despedida

La llama aún prendida
y el fuego apagado.
Aún te miro a los ojos,
más ya no te veo.
Fuiste la hoja caída,
la ciudad perdida.
Jinetes que cabalgan
a la sombra de la noche
escondidos,
o ya muertos.
Pero no siento nada,
pues no te veo,
¿por qué estás muerto?
Jinete pérdido,
¿donde yace tu cuerpo?
Aún no lo entiendo,
pero ya no lo intento,
¿por qué estás muerto?
Jinete pérdido,
¿dónde yace tu cuerpo?
¿Fueron las sogas?
¿Fue el paso del tiempo?
Jinete perdido,
¿donde yace tu cuerpo?
Aún no lo entiendo,
pero ya no te busco,
porque estás muerto.
Más ahora cabalgas,
hacia el infierno.

Vive.

¡Holaaaaa! En esta ocasión quería compartir un texto que no he escrito yo, pero que me hizo muchísima ilusión leer, creo que es super auténtico y que puede servir de inspiración a muchas personas. Y bueno, quería recalcar que siempre debéis hacer lo que realmente os llene, sea lo que sea. Y que nunca renunciéis a vuestros principios, sed vosotros mismos porque todos tenéis algo especial, algo que os hace únicos. Realmente las personas que deben estar en vuestra vida lo están, y valorarán todo lo que sois y todo lo bonito que aportáis al mundo.
Que hay amigos que vienen y otros se van, y otros que siempre están. Que el amor de tu familia es un amor incondicional que nadie te dará igual. Que no hay que tener miedo a perseguir tus sueños porque siempre, siempre saldrá bien. Que saber priorizar es más importante de lo que pensabas. Que hay que ser fiel a tus principios, suceda lo que suceda. Que tienes que ser tú mismo. Que tienes que aceptar que las cosas no son como planeaste, pero quizá…

Y ya no seca.

Imagen
Papel mojado que intenta secar al sol. Pero que vienes tú. Y lo tocas. Y se raja. Y ya no seca. Ahora está a trozos. Ahora no pega. Ahora se hunde. Ahora no flota. Se descompone. Ahora es arena. Cambia. Tiene otra función. Fija. Aprende a vivir con agua. Pero no seca. Y ya no es frágil. Ya no escribirán otros en él. Tiene su propia historia. Ya no es papel.